Los sabores en Ayurveda | ARADHARI

Blog

5/mayo/2020

Los sabores en Ayurveda

En Ayurveda los sabores son un elemento fundamental a la hora de elegir tanto los alimentos adecuados a nuestro prakruti y así mantener el equilibrio; como de las hierbas que nos ayuden a restablecerlo en caso de estar alterado.

En el tratado clásico más importante del Ayurveda, el Charak Samhita se recogen seis sabores que son resultado de la combinación de los cinco elementos, que como sabes están presentes en todo. ( Si aún no conoces la teoría de los cinco elementos, puedes leer esta entrada del blog )

A continuación te cuento un poco de cada uno de ellos, sus elementos predominantes, y características y propiedades principales.

  • Dulce (Madhura): Se compone principalmente de agua y tierra. ESte sabor nutre y favorece el crecimiento de los tejidos, al tiempo que facilita la eliminación de desechos del cuerpo. En exceso, reducen nuestro agni (fuego digestivo) y aumenta kapha dosha pudiendo producir obstrucción.
  • Ácido (Amla): Según el texto de Charak se compone por fuego y tierra, pero según el de Sushrut, otro de los clásicos Ayurveda, por fuego y agua. Consumido con moderación estimulan el apetito y potencia el sabor, además de fortalecer el sistema cardiovascular. Si consumimos más de lo recomendable para nuestra constitución puede producir problemas dermatológicos, ya que agrava a kapha dosha y especialmente a pitta.
  • Salado (Lavana): Agua y fuego son sus elementos predominantes. Todos sabemos que cuando comemos algo salado producimos más saliva, se debe a sus cualidades caliente, untuosa y fluida. Este sabor también favorece a nuestro agni. Ayuda en la eliminación de desechos por su efecto laxante, por lo que en exceso puede producir diarrea, aumentar la sed, y agravar a pitta y kapha dosha.

los sabores son un elemento fundamental a la hora de elegir los alimentos adecuados a nuestro prakruti y así mantener el equilibrio

  • Picante (Katu): Sus elementos son el fuego y el aire. El sabor picante ayuda a mantener limpios los canales corporales evitando las posibles obstrucciones. Consumido en exceso, aumentará vata y pitta por sus cualidades caliente, seca y penetrante. Puede producir ardor, sequedad, vértigo e incluso, llegar a reducir nuestros tejidos.
  • Amargo (Tikta): Compuesto por los elementos aire y espacio principalmente, es un sabor que no suele ser nuestro preferido. Al igual que el picante, ayuda a mantener limpios los canales del cuerpo. Favorece el apetito y la digestión. Una dieta en la que predomine el sabor amargo aumentará vata y por tanto, puede llegar a producir enfermedades relacionadas con este dosha.
  • Astringente (Kasaya): Lo componen en mayor medida tierra y aire. Para reconocer este sabor tenemos que fijarnos que nos deja en la boca una sensación seca, áspera incluso. Tiene un efecto absorbente y en cantidad adecuada favorece la cohesión entre tejidos. Este sabor reduce pitta y kapha dosha. Aumenta vata pudiendo producir delgadez, flatulencia, entre otros síntomas relacionados con este dosha si se consume de forma habitual.

Ahora que ya conoces los sabores que se reconocen en Ayurveda, te contaré que para esta maravillosa ciencia, los alimentos tienen una triple clasificación.

La primera es el sabor (Rasa) de la que te he hablado hoy. La segunda es el efecto post-digestivo (Vipaka), se refiere al sabor que toma el alimento una vez que está inmerso en el proceso digestivo. Y la tercera es su potencia (Veerya), que puede ser fría o caliente.

Ten en cuenta que tu constitución es un equilibrio, tu propio equilibrio, de los tres doshas

Si tenemos en cuenta esta clasificación de alimentos y además también conocemos nuestra constitución o Prakruti, podemos decidir qué alimentos nos conviene tomar y cuáles otros no.

Ten en cuenta que tu constitución es un equilibrio, tu propio equilibrio, de los tres doshas, que también se componen principalmente, de dos de los cinco elementos.

Te planteo un ejemplo: Piensa que en una persona predominantemente pitta, los elementos agua y fuego están en ella en mayor medida. Esta circunstancia hará que esa persona tenga tendencia o predilección por aquellos alimentos con el sabor en el que estén presentes los elementos agua y fuego, es decir, sabores picante, ácido y salado.

Sin embargo, atendiendo al principio de similitud,  “similares aumentan similares” recogido en la filosofía Vaisesika, si esta persona basa su dieta en alimentos con estos tres sabores, elevará su pitta dosha creando así un desequilibrio que pudiera derivar en una futura enfermedad, por lo que deberá ir buscando el equilibrio de sabores para mantener el suyo propio.

Con este ejemplo quisiera que comprendieras la importancia de la alimentación para mantener un estado saludable. Pero la alimentación debe estar personalizada porque cada persona tiene su propio equilibrio que mantener o su propio desequilibrio que corregir, por esta razón es fundamental conocer tu prakruti o constitución y saber qué alteración puedas tener.

Si te ha gustado esta entrada, sientes curiosidad por conocer más o te gustaría comenzar a cuidarte de forma natural tal y como te propone el Ayurveda, no dudes y contacta conmigo, yo puedo ayudarte.