Prakruti o constitución | ARADHARI

Blog

17/octubre/2019

Prakruti o constitución

En la entrada anterior os hablé de los doshas y cómo van dando forma a quienes somos tanto física como mentalmente. Es probable que al leer sus características, te hayas sentido identificado/a con distintos aspectos de  los tres y es algo completamente normal, pues si recuerdas, los tres están presentes en nosotros en mayor o menor medida. La proporción en la que los encontramos en nosotros se llama Prakruti o Constitución dóshica y es única para cada persona. Esta combinación única tiene lugar en el momento de la concepción, en ese instante en el que el espermatozoide se une con el óvulo recibimos de nuestros progenitores los doshas que en ese momento gobernaban en ambos, que se combinan dando lugar a nuestra propia constitución. Algunos de los factores que influyen en estado de los doshas de los progenitores, son además de la propia constitución de los padres, su alimentación, su estado mental, incluso la estación del año en la que se lleva a cabo la fecundación.

El prakruti es único en cada persona y no cambia nunca, por ello es tan importante conocerlo, saber en qué proporción están presentes los doshas nos permitirá trabajar con ellos en caso de alteración. En este punto debes saber que no se trata de equilibrar a los tres doshas por igual, sino de respetar la proporción que en cada momento sea necesaria dependiendo de factores como las estaciones, el clima, la edad, etc. y de esta forma conseguiremos estar saludables.

El objetivo principal es mantener el equilibrio de nuestro prakruti

Seguramente ahora te preguntarás qué es lo que hace que ese equilibrio único y personal se vea alterado. Pues bien, casi cualquier cosa puede causarnos una alteración de los doshas, por ejemplo los factores que he citado antes, los cambios climatológicos, la alimentación inadecuada, el estrés, el estado emocional, la excesiva actividad o la ausencia de ella… Cualquiera de estos factores puede alterar nuestro prakruti, por ello saber cuál es el nuestro es tan importante, porque nos ayuda a conocernos mejor y a saber detectar las alteraciones a las que nos exponemos y por tanto manejarlas en cada momento. Por ejemplo, un individuo pitta que conoce su naturaleza, sabe que en verano no debe tomar alimentos picantes, por mucho que se sienta atraído por ellos porque de hacerlo aumentará su sensación de calor. Puede parecer obvio, pero curiosamente solemos disfrutar de cosas que aumentan nuestro dosha predominante y pensamos que es algo bueno para nosotros y que por eso nos gusta tanto. Sin embargo, si no tomamos conciencia seguirá aumentando más y más a ese dosha, pudiendo a llegar a generar una enfermedad. 

El objetivo principal es mantener el equilibrio de nuestro prakruti. Hoy en día se encuentran completos tests en internet para poder conocerlo. Sin embargo, por propia experiencia sé que en muchas ocasiones son confusos y, o bien no sabemos responder de la forma correcta, o nos ofrecen respuestas que no encajan con la respuesta que queremos dar. Para conocer nuestro prakruti con certeza te aconsejo que acudas a un terapeuta o Vaidya, él/ella nos hará una serie de preguntas en cuanto a nuestro físico y a nuestra fisiología y psicología, y por medio de nuestras respuestas podrá determinar cuál o cuáles de los doshas predominan más en nosotros y en qué proporción.

Quizás ahora te parece muy complicado, pero en realidad no lo es, es tan sencillo como conocer nuestro cuerpo, nuestra mente, nuestra forma de interactuar con el medio, con los demás, conocer cómo gestionamos nuestras emociones… en definitiva conocernos bien, conocer nuestro “Propio manual de instrucciones”, y así podremos mantener el equilibrio que nos dará la salud.

Si quieres saber tu constitución o Prakruti, ponte en contacto conmigo para concertar una cita.