Los 5 elementos | ARADHARI

Blog

25/septiembre/2019

Los 5 elementos

Según los principios básicos del Ayurveda, recogidos entre otras en la filosofía Samkhya y la filosofía Vaisesika, nuestro cuerpo y todo lo que vemos está compuesto por los cinco elementos. Estos elementos son: espacio, aire, fuego, agua y tierra, y la manera en que estén combinados determinará la forma que tomen. Absolutamente todo está formado por los cinco elementos, los animales, las plantas, los objetos cotidianos que usamos cada día y por supuesto nuestro cuerpo físico, influyendo por tanto de forma directa en nuestra salud.

Puede parecer un poco extraño, (a mí así me pareció la primera vez) pero quizás podamos entenderlo mejor si lo comparamos con la teoría de modelo atómico de Rutherford, siempre teniendo en cuenta la antigüedad de los textos fundamentales del Ayurveda, unos 3.000 años, y la juventud de esta teoría, del año 1911.

Quizás conocer un poco de cada uno nos ayude a comprender mejor que están presentes en todo cuanto nos rodea y en nosotros mismos.

Espacio, también conocido como éter, su acción es la de separar y discriminar, de forma que nos permite diferenciar las sustancias y objetos. Está asociado al sonido y al sentido del oído. En el aspecto psicológico es el responsable de la sensación de libertad, de paz, pero también del aislamiento, la inseguridad y el miedo.

Aire, es la sustancia que facilita el movimiento. En nuestro cuerpo se manifiesta con el movimiento de músculos, la circulación, la respiración y la eliminación de desechos entre otros. Controla el flujo de pensamientos, el deseo y la voluntad, y junto con el espacio aumentan el miedo, la inseguridad y hasta la ansiedad.

 Fuego, es el elemento de potencia calorífica, es caliente, seco, penetrante y tiene poder transformador, por lo que en nuestro cuerpo lo encontramos en el plexo solar, es decir en la zona del estómago, controlando la temperatura corporal y el metabolismo a través de la digestión y asimilación de los nutrientes. Como elemento transformador se relaciona con la atención, el entendimiento y la comprensión, a la vez que con los sentimientos de odio, ira, envidia y competitividad.

Agua, es fluida, pesada, suave, fría, atributos que hacen que sea la sustancia que cohesiona y nutre el organismo, presente en la saliva, el plasma, las secreciones nasales, la orina…especialmente asociado al sentido del gusto, pues sin humedad en la boca, la lengua no es capaz de apreciar y distinguir los sabores. A nivel mental proporciona amor y compasión, pero también puede provocar ansia.

Tierra, es el elemento que aporta estabilidad, fuerza y estructura al cuerpo, por ello está presente en los huesos, los dientes, las uñas, el pelo, etc. Se relaciona con el sentido del olfato. En su aspecto psicológico aporta enraizamiento, al mismo tiempo puede provocar apego, avaricia e incluso depresión.

Es posible que después de leer esto, veas a los “elementos” de forma diferente.