Doshas | ARADHARI

Blog

17/octubre/2019

Doshas

También llamados humores corporales, su origen en sánscrito procede del verbo “dus-hana” y su significado es “aquello que tiene la capacidad de alterar” Por lo tanto, los doshas tienen el poder de producir desequilibrios. Cuando están equilibrados gozamos de buena salud tanto a nivel físico como a nivel mental, pero en caso de alteración pueden llegar a provocar enfermedades. Se entienden como tres energías vitales necesarias para el funcionamiento de nuestro cuerpo, y las tres están presentes en él.

Partiendo de la teoría de los cinco elementos (Si te interesa saber más sobre ella, tienes una entrada sobre ella aquí), los doshas son el resultado de la combinación de estos elementos. Vata está compuesto por espacio y aire, Pitta, por fuego y agua y Kapha, por tierra y agua. Se relacionan además con las tres grandes fuerzas de la naturaleza; en primer lugar el Sol, que nos proporciona calor, por lo que se asemeja al elemento fuego que predomina en pitta dosha; en segundo lugar, la Luna, su energía es fría y se relaciona con los movimientos de agua y con la fertilidad de la tierra por lo que encuentra su semejante en kapha dosha; y por último, el Aire, es la energía que proporciona movimiento y ésa es también una de las principales funciones de vata dosha.

Conocer qué doshas forman nuestra constitución o Prakruti, supone una herramienta muy útil a la hora de mantenernos saludables.

Los doshas nos proporcionan nuestras características propias, ésas que nos hacen diferenciarnos de los demás, tanto en el aspecto físico como en gustos y preferencias a la hora de alimentarnos, al elegir nuestras amistades e incluso en la forma de relacionarnos con el medio que nos rodea y con nosotros mismos. Dominan nuestra parte física y emocional, por lo que dominan nuestros procesos biológicos y psicológicos. Por todo esto, conocer qué doshas forman nuestra constitución o Prakruti, supone una herramienta muy útil a la hora de mantenernos saludables, se trata de conocer lo que yo llamo “Nuestro manual de instrucciones” particular.

Éstas son algunas de las características principales de cada uno de ellos.

Vata dosha

 En el cuerpo se relaciona con la energía encargada del movimiento, como son la respiración, la circulación, la eliminación de deshechos o el movimiento del aparato locomotor, en resumen, se encarga de la actividad tanto a nivel fisiológico como mental.

Los atributos principales son: seco, ligero, frío, sutil y móvil. Esto se traduce en personas de constitución corporal fina, con masa muscular poco voluminosa. Su piel, labios y cabellos suelen ser secos, incluso un poco ásperos. Esta misma sequedad hace que puedan tener tendencia al estreñimiento. Tienen un sueño ligero, se despiertan con facilidad y suelen tener sueños muy cortos que apenas pueden recordar. Su apetito es irregular y de intensidad cambiante, picotean con frecuencia, pudiendo a veces saltarse alguna comida.

Son individuos con mucha agilidad mental, entienden rápidamente, son generadores natos de ideas y tienen una gran imaginación, sin embargo, se distraen con facilidad. En equilibrio son personas felices y alegres que se emocionan con facilidad. También son bastante impulsivos y actúan sin pensar en las consecuencias, lo que en muchas ocasiones les genera remordimiento. Son bastante cariñosas, pero al mismo tiempo, miedosas, inseguras y nerviosas, lo que hace que se preocupen en exceso casi por cualquier cosa, llegando al punto de reaccionar con miedo o ansiedad en situaciones de estrés. El atributo móvil se evidencia en que suelen caminar y hablar rápido, y siempre gustan de realizar actividades, no saben estar parados sin hacer nada, pero también son bastante cambiantes por lo que en bastantes ocasiones no terminarán lo que empezaron.

Para mantener tu parte vata equilibrada es muy importante establecer y seguir una rutina, así como cuidarse especialmente en las estaciones frías, ventosas y secas. Deben mantenerse abrigados y bien hidratados. Sus comidas preferentes son las calientes, untuosas y condimentadas con especias que producen calor, evitando los alimentos crudos y fríos.

Pitta dosha

Es el equivalente a la energía solar en el cuerpo, es la encargada de los procesos de transformación en el mismo, los cambios bioquímicos como la digestión, la absorción y asimilación de los nutrientes, la temperatura y la piel también se relacionan con Pitta. Pero no sólo interviene en los procesos biológicos, sino que se ocupa de la “digestión” de nuestras percepciones, impresiones y emociones, de forma que al asimilarlas puedan formar parte de nosotros, es por esta razón por la que tiene un papel fundamental en el proceso de aprendizaje, entendimiento e inteligencia emocional.

Sus atributos principales son: caliente, penetrante, untuoso, ligero, fluido. Las personas predominantemente pitta suelen tener una constitución anatómica proporcionada y sin cambios notables de peso. Su piel, por norma general, es de color claro y con frecuencia con pecas y lunares, es suave y con tendencia a quemarse por la exposición al sol. Sus cabellos son finos, pero abundantes y bien hidratados sin llegar a ser grasos. Un rasgo muy característico de los individuos pitta es su apetito, es bastante intenso y regular, necesitan comer aproximadamente cada cuatro horas y si no pueden hacerlo, pueden llegar a irritarse bastante e incluso padecer de cefaleas. Ésto en parte se debe a que sus digestiones son buenas, regulares y con un tránsito regular y de heces bien formadas.

Disfrutan de un sueño profundo y sin interrupciones, con frecuencia sueñan con el agua y con temas románticos y apacibles. Son personas inteligentes, con una gran capacidad de comprensión de la información y una excelente memoria, disfrutan resolviendo problemas y profundizando en temas diversos, adoran la actividad intelectual. Son muy organizados y ordenados tanto en el hogar como a la hora de planificar sus proyectos personales o laborales, pueden llegar a ser extremadamente meticulosos y perfeccionistas.  Con frecuencia son competitivas y dominantes y con aptitudes de liderazgo, lo que les lleva a no soportar los fracasos y padecer de estrés si las cosas no salen como las habían planeado.

Los pitta no soportan el calor, por lo que las estaciones o climas calurosos y húmedos pueden hacer que se agrave este dosha, pudiendo convertirlos en personas enfadadas e irritables, para ello deben prevenir los lugares calurosos y húmedos, tomar bebidas frescas o refrescantes, pero no frías, y realizar las actividades más duras en las horas menos sofocantes del día.

Kapha dosha

En sánscrito “kapha” significa lo que abraza, lo que nutre y da forma, esta definición nos da la clave para entender que kapha es lo que proporciona unión y da estructura al cuerpo. Asimismo, se encarga de lubricar las articulaciones, hidratar la piel, y todo lo relacionado con las funciones anabólicas, formar y dar fuerza a los tejidos.

Las principales cualidades de kapha son: pesadez, lentitud, estabilidad, frialdad y viscosidad  entre otras. La anatomía de las personas kapha predominante es robusta, tienen una estructura corporal caracterizada por unos huesos y músculos pesados. Su piel está bien lubricada, es untuosa más bien grasa y con vello. Su cabello es abundante, espeso y también con tendencia grasa. El apetito de kapha no suele ser muy intenso, de hecho pueden saltarse alguna comida sin problema. Aunque comen poca cantidad, sus digestiones son bastante lentas, y esta lentitud puede producir en ocasiones estreñimiento. Podría decirse que la lentitud marca su día a día, comen y hablan lento, se mueven despacio y tardan en tomar decisiones. Otras cualidades de kapha es que son personas muy estables, calmadas y tranquilas, son cariñosos y amables y aportan una agradable sensación de paz a quienes les acompañan. Necesitan tiempo para procesar la información y captan lento, pero tienen una excelente memoria tanto a corto como a  largo plazo. Rutinarios, de carácter tranquilo disfrutan con actividades como la lectura o estar relajadamente en el sofá viendo series o películas. Kapha desequilibrado a nivel corporal suele traducirse en resfriados, congestión, mucosidad, retención de líquidos… Y a nivel emocional puede hacernos padecer de pereza, somnolencia injustificada, avaricia y apego.

Si quieres saber tu constitución o Prakruti, ponte en contacto conmigo para concertar una cita.