Ojas, el néctar de tu Ser | ARADHARI

Blog

1/marzo/2021

Ojas, el néctar de tu Ser

Ojas es uno de esos términos en sánscrito que son especialmente difíciles de explicar, y es que realmente no hay una palabra equivalente que pueda definirlo. 

En la última entrada al blog sobre los dhatus, comentaba que en cada uno de ellos se lleva un proceso metabólico que sirve de nutrición al siguiente dhatu. Pues bien, cuando ese proceso es correcto da lugar a una sustancia sutil, una energía que fluye entre ellos y que es lo que se denomina “ojas”.

Es la esencia de los siete dhatus, lo que nos proporciona vitalidad.

La vitalidad entendida como una sustancia que inunda cuerpo, mente y espíritu. 

Ojas es el néctar que nuestro propio cuerpo genera

En uno de los textos clásicos, el Charak Samhita, se refiere a ojas con la siguiente metáfora: “Así como las abejas recolectan miel de las frutas y flores, de manera similar el Ojas se recolecta en el cuerpo, por las acciones, cualidades, hábitos y dieta del ser humano”

Ojas es el néctar que nuestro propio cuerpo genera y que se relaciona con la fuerza, la estabilidad y el vigor. Está compuesto en mayor medida por agua, también tierra, y predominan en él los atributos untuoso, pesado, estable, frío, suave y un poco pegajoso. Por estas características se suele equiparar a Kapha dosha en estado de equilibrio, aunque es mucho más sutil. 

Existen en nuestro cuerpo dos subtipos de ojas:

  • Param ojas, también llamado “superior”, que se encuentra en el corazón y que está directamente vinculado con la vida en sí misma, con nuestra vitalidad y actitud ante la vida.
  • Aparam ojas o inferior, éste circula por todo el cuerpo y se identifica con la estabilidad de los dhatus y de nuestro estado de salud, de hecho se relaciona con nuestra respuesta inmunológica.

Cuando nacemos, recibimos una cantidad de ojas adecuada para llevar a cabo nuestra vida y propósito. Sin embargo, con el paso del tiempo y según el estilo de vida que llevemos, ojas puede ir reduciéndose.

No es algo que se produzca de manera sencilla, es más bien un proceso lento que comienza con un mal funcionamiento de metabolización en los dhatus. Ésto da lugar a determinados síntomas, que si desatendemos, derivarán en enfermedad y, por último en una reducción de ojas.

Estos son algunos de los principales factores que hacen que ojas se vea reducido:

  • Exceso de actividad física
  • Alimentación deficitaria, tanto por cantidad como por incompatibilidad con prakruti y/o vikruti
  • No dormir de noche y dormir de día
  • Preocupación, miedo, ira, enfado en exceso
  • Estrés, ansiedad por periodos prolongados.

Los síntomas que puedes notar son principalmente:

  • Agotamiento sin demasiado esfuerzo.
  • Palidez, pérdida de brillo en la piel.
  • Sequedad de las mucosas, estreñimiento.
  • Dolor corporal, sobre todo en las articulaciones.
  • Y síntomas más graves que puedan llegar incluso a la muerte.

No te alarmes si tienes alguno de estos síntomas que acabas de leer, en la mayoría de las ocasiones responden a desequilibrios en tus doshas que se pueden revertir con sus recomendaciones correspondientes y tratamiento adecuado. 

Como decía unas líneas más arriba, la pérdida de ojas es un proceso muy lento, pero eso sí, debemos estar alerta a las señales de nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestro espíritu.

Un estilo de vida ayurvédico nos ayudará a prevenir su disminución, ya que a través de hábitos saludables en cuanto a rutinas diarias, alimentación y otras recomendaciones, procuramos a nuestro ser el equilibrio natural que necesita.

A continuación te dejo dos recetas fáciles para aumentar ojas:

1. Corta unos dátiles y cúbrelos con ghee. Déjalos entre diez y quince días en un lugar fresco y oscuro. Después puedes tomarlos como más te guste.

Dátiles en ghee

2. Calienta un vaso de leche entera de vaca con un cuarto de cucharadita de cardamomo en polvo y tómala tibia.

Éstas son recetas generales, debes tener en cuenta que cada persona es única, así que antes de tomar nada, te recomiendo consultar con un terapeuta que te asesore de qué es lo que necesitas en tu caso concreto, ya que podrías causarte más desequilibrio. 

Si es tu caso, puedes contactar conmigo aquí.